¿QUIÉN ES DIEGO MAURICIO MAZO CUERVO?

Soy el mayor de cuatro hermanos, digo cuatro, porque sin lugar a dudas el segundo hijo es CEIPA. Desde muy pequeño y al lado de mis padres me enamoré de la educación y a su lado vi como hacían realidad el sueño de tener una Institución Educativa, creada según las necesidades del mundo actual y sobre todo que formara seres integrales e íntegros.

Comencé a trabajar en CEIPA desde muy pequeño, lo hice como Recepcionista, Mensajero y en el mimeógrafo entre mis vacaciones de mitad y final de año.

Ver Más

El amor por la educación no es algo impuesto, me viene en la sangre, se aprende de los actos, de ver a unos padres convencidos de que la solución a los problemas de la sociedad está en las aulas, presenciales o virtuales, pero es ahí donde de verdad se puede tener un cambio real y se aporta para la construcción de un mejor país y mundo.

Trabajar en y por la educación fue algo que mis padres nunca me impusieron. Al terminar el bachillerato decidí estudiar Ingeniería de Sistemas, en lo que mis padres me apoyaron totalmente.  Soy Ingeniero de Sistemas de la Universidad EAFIT, cuando cursaba tercer semestre de Ingeniería empecé a ejercer mi profesión en CEIPA , y lo hice durante 8 años en diferentes cargos como Coordinador de las salas de Informática , del Centro de Cómputo, Coordinador Académico del Programa de Redes de Datos y Docente.

Con el objetivo de mejorar mis competencias profesionales y tener una experiencia fuera de CEIPA, estuve casi tres años trabajando en UNIBAN, Fue una experiencia maravillosa profesional y personalmente.

Pero sin duda, en mi caso, la educación es algo que llevo en la sangre. Regresé a CEIPA y desde entonces hasta hoy han pasado 24 años, de los cuales seis de ellos me desempeñé como Asistente de Rectoría, luego durante doce años, Vicerrector Académico y en la actualidad ya son seis años como Rector y sucesor de mi padre.

Al lado de mi padre y Fundador de CEIPA, Antonio Mazo Mejía, quien más que un padre fue un maestro y con quien aprendí de este apasionante mundo, me preparé para liderar un proyecto educativo, que más que una labor es una pasión. A su lado entendí que el mundo no tenía límites y que si queríamos un modelo de Educación Diferente y adecuado, tendríamos que salir y aprender de los grandes, de los mejores.

Recorrimos el mundo conociendo diferentes experiencias y modelos y así nació la Institución que hoy tenemos. Un modelo único e innovador, donde lo primero es el Ser en todas las dimensiones. Nuestra mejor herramienta siempre ha sido el construir equipo humano comprometido y convencido; la innovación, la tecnología y el entender que tenemos que ir muchos pasos adelante para cumplir con nuestro propósito superior de transformar vidas a través de la educación.