Skip links

Share

La compra programática y su implementación exitosa

Para nadie es un secreto que Internet ha traído consigo nuevas formas de consumo, lo cual ha obligado a las empresas a transformarse, renovar sus procesos y ser cada vez más innovadoras y eficientes para atender a los clientes cada vez más exigentes e informados.

Hoy, la mayoría de personas están en línea, en cualquier lugar y hora. Así que, no es casual el uso de la tecnología en los medios de publicidad y marketing, como es el caso de la compra programática, una práctica que está desplazando los canales tradicionales de acceso a los mercados, sin importar el tamaño del negocio.

¿Qué es y qué permite la compra programática?

Es la compra y venta automatizada de espacios publicitarios en canales digitales de una forma sencilla, eficaz y económica. Su funcionalidad se basa en una gran masa de datos (big data) recogidos y ordenados por medios tecnológicos (cookies), que luego son analizados para generar información certera sobre los intereses y preferencias de quienes visitan la página web.

 

Así pues, al trazar un perfil del visitante, aumenta la posibilidad de impacto o conquista de un consumidor específico. Se trata, según los especialistas, de la más potente herramienta con la que cuenta el repertorio del marketing moderno para la compra y venta de publicidad. Y es muy probable que ya hayas tenido contacto con ella, sin siquiera darte cuenta.

¿Te ha pasado, por ejemplo, que te encuentras en tu red social favorita y de repente te aparece un anuncio sobre boletos aéreos de una ruta que tú consultaste con anterioridad en otra página? ¿Sí? Se trata de un claro ejemplo de lo que permite hacer esta estrategia de publicidad

7 ventajas de implementar la compra programática en una estrategia digital:

  1. Se ajusta totalmente al público objetivo.
  2. Los costos suelen ser más bajos que en la compra tradicional.
  3. Puedes hacer la compra de espacios publicitarios en tiempo real.
  4. Muestra los anuncios al instante sobre lo que está consultando el visitante.
  5. Permite conocer los intereses de la audiencia para definir la segmentación.
  6. Puedes realizar la planificación de la campaña publicitaria al tiempo que se desarrolla.
  7.  Es completamente automatizada y programable, lo que la hace muy eficaz.

Sin embargo, conviene aclarar que, para que se implemente exitosamente, la compra programática requiere de la participación activa de ciertos actores.

Checklist para implementar la compra programática con éxito

Los anunciantes son las marcas o empresas que compran publicidad, es decir, son quienes precisan divulgar sus anuncios a través de Internet y deben encargarse de:

  • Establecer el presupuesto total que se va a emplear en una campaña publicitaria.
  • Precisar la duración de la publicidad.
  •  Definir el target o público objetivo deseado.
  • Aportar los recursos creativos necesarios para la estrategia de publicidad digital.

Son las empresas especializadas en gestionar ese tipo de publicidad; para ello, compran el espacio publicitario para sus clientes, es decir, los anunciantes. Además, se ocupan de:

  •  Diseñar la estrategia y la planificación de medios.
  • Dar soporte a la marca y gestionar sus campañas publicitarias.
  • Disponer del presupuesto del anunciante para invertirlo adecuadamente.

Se trata de las plataformas o editores que muestran la publicidad, es decir, son los interesados en vender los anuncios. Se trata de apps, sitios web y cualquier otro recurso online que se adapte a los intereses del público objetivo. Existen, además, otros soportes como la radio online o la televisión conectada, que aún están en desarrollo.

¿Quieres perfeccionar tus conocimientos en esta herramienta? En CEIPA contamos con un Máster Ejecutivo en Compra Programática que podrá ayudarte a lograrlo, así mismo, cuentas con otras 30 opciones para que realices tu proyecto aplicado y te formes como experto de Alcalá Global School y especialista CEIPA con 1 sola matrícula.