La Administración de Hoy para el Futuro

La Administración de Hoy para el Futuro

Jorge Wise | Docente Internacional CEIPA

Las empresas del mañana buscarán cada vez con más intensidad personas que puedan adatarse a un entorno muy cambiante. Aquellos que tengan las competencias para responder adecuadamente a ese complejo entorno, tendrán las mejores oportunidades para desarrollarse exitosamente.

Tener un posgrado, y particularmente una maestría en administración de empresas (MBA), inculca en el participante  una continua búsqueda adaptación y aprendizaje, dos competencias sumamente importantes para la gestión de las empresas del futuro.

Aprender a aprender es una competencia que se incluye en los estudios universitarios. Hoy es muy importante ser cada vez más conscientes que esta competencia será una de las que más se valoren en el futuro. Sin embargo, esa competencia se verá disminuida si el administrador se limita a una sola área de conocimiento o se concentra en una sola especialización. Esto significa que el administrador del futuro tendrá que aprender cosas nuevas de manera constante que antes desconocía simplemente a que nunca las había experimentado. El desconocimiento de un tema siempre es algo que puede ser resuelto al involucrarse en aprender.

En todo momento las empresas esperan que las sorprendamos con nuevos conocimientos y competencias personales que apoyen su desarrollo, evolución, sobrevivencia y éxito. Todos los ejecutivos requieren capacitarse constantemente, tanto en su especialidad como en otras especialidades. Cada vez nos encontramos con que es insuficiente solamente hacer lo que se espera de nosotros en las organizaciones. Por lo tanto, es muy conveniente buscar nuevos conocimientos y competencias que sean demandadas y requeridas por las organizaciones.

Es común pensar que en nuestro medio latinoamericano el futuro es algo más lento que en los países desarrollados. Es posible que en algunos lados así sea; sin embargo, la abstracción de una realidad inherente nunca resultará en una acción con beneficios adecuados. Decir que debido al nivel de desarrollo económico el futuro no nos alcanzará es pensar de forma limitada. El futuro nos ha alcanzado en toda Latinoamérica, desde la frontera norte de México hasta Tierra del Fuego en Argentina, pasando por todos los puntos intermedios. Por supuesto que los niveles de desarrollo son diferentes, ¿De qué otra forma pudiera ser?, así que estar preparados con adecuadas competencias y conocimientos nos trae ventajas inherentes para el éxito.

Cada vez las organizaciones de todo tipo se vuelven más complejas, particularmente en su gestión. Independientemente de donde se encuentre, la gestión de la empresa requiere un muy buen entendimiento del futuro. Singulares empresas han experimentado en carne propia el verse limitados por hacer lo que se esperaba de ellas. Esto fue insuficiente para su supervivencia. Es increíble que haciendo lo esperado se limite o reduzca el éxito. Hoy en día, un ejecutivo que se limita a solo hacer lo que le dicen y lo que se espera de él, corre un fuerte riesgo de ser desplazado debido a que eventualmente alguien llegará con las competencias del futuro que desdeñó.

Debido a la fuerte demanda que en el futuro se tendrá de las competencias que entonces se requieran, las personas que hoy están entrando a la vida laboral requieren entender adecuadamente esa circunstancia. Hace algunos años se pensaba que el futuro que hoy vivíamos mantendría similares actividades. Hoy en día sabemos, y lo vemos, que constantemente se desarrollan competencias para puestos de trabajo que antes nunca se pensaron pudieran existir. En el actual entorno, un administrador aprovecha sus competencias, pero además le conviene irse preparando con las competencias que en el futuro le requieran.

Estudiar un posgrado hará que el participante aprenda competencias que podrá aprovechar para el futuro. De igual manera, esas competencias le ayudarán a tener una mejor visión de lo que se espera que desarrolle para tener éxito. Aprender a aprender es una competencia que nunca termina de desarrollarse, sobre todo al identificar los lugares, temas y otras áreas de conocimientos requeridas para el buen desarrollo de las empresas. Un continuo aprendizaje puede representar un trastorno en el desarrollo personal que puede ser superado al aceptarlo y estar preparado para el mundo extraordinario que ya tiene el futuro para cada uno de nosotros.

Resolver : *
9 + 19 =


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Resolver : *
4 × 14 =