Skip links

Así vivimos No Hay Plan sin Estrategia

Share

Así vivimos No Hay Plan sin Estrategia

El pasado 20 de noviembre el teatro Marie Poussepin en Envigado se vistió de overoles rojos y máscaras de Dalí, ambos reconocidos símbolos de La Casa de Papel, basados en la cual, preparamos un encuentro para hablar de estrategia: No hay Plan sin Estrategia.

Y para empezar, algunas definiciones:

Estratega:

Persona que maneja situaciones difíciles con maniobras hábiles e inteligentes.

Estrategia:

Es el arte de la prosperidad porque es ganar lo máximo, perdiendo lo menos.

Por cerca de 2 horas, los más de 700 asistentes se sumergieron en un recorrido por algunas escenas de la serie, acompañadas de la intervención de Iván Mazo Mejía bajo la premisa: las mejores decisiones siempre están acompañadas de grandes estrategias.

Estas 4 lecciones nos ayudaron a entenderlo mejor: 

1.
El peor enemigo de la estrategia eres tu mismo

“La culpa de tus fracasos la tienen tus malas estrategias, porque ante las situaciones adversas tu mente es más débil que tus emociones”. ¿Cuál es esa decisión que sólo tú sabes que debes tomar y aún no lo has hecho?

2.
Las cosas no siempre salen como se planean

Hay incluso algunas que no dependen de ti, variables externas que no se pueden controlar del todo y mucho menos predecir. Los grandes enemigos de la inteligencia estratégica en la vida empresarial son:

  • Los conflictos entre áreas
  • El protagonismo (necesidad de sobresalir)
  • La lucha de poderes
  • Los enfrentamientos personales
  • La protección y defensa de territorios.
3.
Toda estrategia  es un juego complejo de detalles

Nuestro cerebro tiende a generalizar, a producir opiniones ligeras con base en un conocimiento previo eludiendo la importancia del detalle. Los detalles son la fuerza de la vida, los detalles delatan lo que las palabras no dirán.

4
Conoce a tu enemigo

El mayor poder en la vida procede de un claro conocimiento de quienes te rodean. Para conocer a las personas:

  • No te encierres en tu propio mundo
  • Renuncia a la satisfacción de tu propio ego
  • Olvídate de tus intereses propios
  • Vacía tus pensamientos y juicios previos.

Revive los mejores momentos de esta experiencia:

Reflexión final de nuestro invitado:

Mientras más ignores la importancia de la estrategia más vas a sufrir, más vas a perder, más conflictos vas a tener y más infeliz vas a ser.